¿La videovigilancia ya no es para seguridad?

//¿La videovigilancia ya no es para seguridad?

¿La videovigilancia ya no es para seguridad?

Desde IEST examinamos cómo las nuevas tecnologías y la transición de los sistemas analógicos a los digitales permiten que el CCTV se use para aplicaciones adicionales a su función tradicional en relación con la seguridad. 

¿Qué es la CCTV? 

Muchos conocéis el significado de estas siglas. Se trata de la televisión de circuito cerrado, y es un sistema que transmite señales desde cámaras de vídeo a un número limitado de receptores definidos. 

De manera casi rutinaria, estos sistemas se instalan en muchas propiedades y vehículos comerciales y privados, así como en empresas de diferentes partes del mundo. Su uso está muy extendido, y su principal función es detener e interrumpir la actividad criminal, aumentando la seguridad de los diferentes espacios donde se coloca. 

En la actualidad, el diseño y la funcionalidad de los sistemas de la CCTV han cambiado, ampliando sus posibilidades en un nuevo abanico de usos y aplicaciones alternativas. En IEST, hace ya tiempo que venimos informando de las nuevas aplicaciones que tiene esta tecnología. 

Y es que con los sistemas analógicos la calidad y el alcance de la funcionalidad del sistema estaban algo limitados, con una calidad de imagen variables y una capacidad reducida para transmitir a largas distancias. 

Pero la introducción de cámaras digitales (incluyendo infrarrojos y visión nocturna) combinadas con métodos modernos de transmisión y sistemas de gestión de vídeo que proporcionan análisis de vídeo inteligente VMS, ha transformado las capacidades de los sistemas de CCTV.

Así, cuando al combinarlas con otras tecnologías modernas como los drones, las capacidades potenciales de los sistemas modernos han sufrido una expansión. 

Usos adicionales de la Vídeovigilancia

Tal y como acabamos de explicar, ya sea como un subproducto del uso tradicional o como una capacidad dedicada, los sistemas de CCTV, en IEST nos gusta más llamarlos sistemas de Vídeo IP, ahora se están extendiendo en su gama de propósitos.

Claramente, la vigilancia pasiva o activa, es una función clave en la detección de un adversario. Sin embargo, la vigilancia también se puede utilizar para detectar y reaccionar ante otras amenazas. Por ejemplo, una propiedad en un área remota con vegetación y matorrales considerables puede ser vulnerable a mayores riesgos de incendio, lo que amenaza tanto a los activos como a los ocupantes. Un sistema de videovigilancia bien diseñado puede proporcionar advertencias anticipadas de tales incendios fuera del límite de la propiedad, lo que permite tomar las medidas adecuadas en la etapa más temprana del incendio. 

De esta manera, los sistemas se pueden utilizar con fines de seguridad al proporcionar observación y/o supervisión de los empleados que pueden estar trabajando de forma remota o emprendiendo trabajos en solitario en un sitio. Tanto para garantizar su seguridad como el cumplimiento de las normas.

Así, si ocurre un suceso no deseado, como una lesión a un empleado,  las imágenes recopiladas se pueden usar para proporcionar evidencia de respaldo y una pista de auditoria en cualquier reclamo de responsabilidad potencial, procedimientos de resolución de disputas o acusaciones falsas hechas por el personal o otros ocupantes

Una de las soluciones que más recorrido tienen son las de Trazabilidad Industrial, por ejemplo, integrando meta datos en las vídeos para que después se puedan realizar búsquedas por información concreta.

Los sistemas de vídeo IP también se utilizan cada vez más para controlar los procesos y el control de calidad. Por ejemplo, en el procesamiento de alimentos. Esto no sólo identificará problemas inmediatos, sino que a través del análisis de vídeo identificará las causas de la pérdida de calidad.

El análisis forense a través de soluciones de vídeo IP se puede aplicar tanto a analizar las causas de pérdida de calidad como a realizar búsquedas activas de objetos perdidos en lugares públicos. Las aplicaciones son infinitas.

Del mismo modo, los sistemas de vídeo IP se pueden utilizar para controlar el flujo de tráfico, el control de multitudes y el estacionamiento de automóviles dentro de una propiedad. 

Más aún, estos dispositivos también se vinculan actualmente al marketing. Y es que al integrar el sistema de vídeo vigilancia al sistema de telefonía, la política de ventas en línea puede utilizar el sistema para proporcionar imágenes visuales en tiempo real. 

Además, son múltiples las aplicaciones para Retail enfocadas al marketing: análisis de las emociones, mapas de calor de los lugares más transitados, conteo de personas y objetos en centros comerciales, etc.

Se puede decir que el camino de la videovigilancia acaba de empezar, el futuro abre nuevas e infinitas posibilidades, sobretodo, con la aparición de las aplicaciones basadas en Inteligencia Artificial AI.

¡Como vemos, las posibilidades son infinitas y los usos cada vez más numerosos! 

Por | 2019-11-25T10:01:37+00:00 noviembre 25th, 2019|Seguridad|0 Comentarios