La tecnología al servicio del absentismo laboral: sistemas de control horario

//La tecnología al servicio del absentismo laboral: sistemas de control horario

La tecnología al servicio del absentismo laboral: sistemas de control horario

Con la entrada en vigor en marzo de 2019 de la Ley de Control Horario, las empresas y los trabajadores se vieron obligados a señalar los horarios de trabajo. Desde que el empleado entra en las instalaciones de una empresa o comienza su jornada hasta que finaliza la misma. Esta nueva normativa de control de presencia y asistencia tiene dos objetivos fundamentales. Por un lado, obligarnos a las empresas a pagar todas las horas que los trabajadores nos dedican (algo que ha salido en primera página en todos los medios). Por el otro, reducir el absentismo laboral de los empleados, al tener que dejar constancia de las horas que trabajan.

La entrada en vigor de la ley de control de asistencia

La legislación referente al control de tiempos de trabajo se publicó en el BOE el día 12 de marzo de 2019. A partir de esa fecha, las empresas teníamos dos meses para adaptarnos y poder facilitar a los empleados un sistema para realizar el control de asistencia de una manera eficiente. Así, en mayo de ese año, todas las empresas debíamos estar adaptadas para ello siguiendo estas premisas:

– Toda empresa deberá llevar un registro horario de los empleados, sin importar el tipo de jornada que tengan ni donde realicen su labor.

– Esos documentos deberían guardarse durante cuatro años de una forma clara y con total seguridad.

– Tanto el propio trabajador como sus representantes (los sindicatos) deben tener acceso a ese registro para consultarlo en cualquier momento.

– Debe quedar perfectamente indicada cuál es la duración de la jornada y su distribución de cada empleado. Cada persona será notificada de ello.

– Al finalizar el mes, los sindicatos deben recibir un informe con las horas extras que ha realizado cada trabajador de la empresa.

Ya han pasado unos meses desde la entrada en vigor de la ley y, por tanto, la mayoría de las empresas ya hemos implementado un sistema de registro horario que nos permita cumplir con todos estos puntos

Pero, después de su aplicación han entrado dudas: ¿y los trabajadores que realizan teletrabajo? ¿Y, cómo medimos las horas de trabajo de aquellos que cuentan con flexibilidad horaria?

¿Qué pasa con el teletrabajo o la flexibilidad horaria?

Tanto la patronal como los sindicatos se quejaron en su momento de que el plazo de adecuación para ajustarse a la normativa era demasiado escaso. Más aún, teniendo en cuenta que había una gran cantidad de puntos que debían precisarse más o llegar a acuerdos entre empresas y trabajadores.

El control horario de los trabajadores que desempeñan su labor fuera de las instalaciones de las empresas (como los de reparto o el transporte por carretera), así como aquellos que tienen teletrabajo o que cuentan entre sus condiciones contractuales con la flexibilidad horaria, no quedaba claro en el primer texto. ¿Era necesario que pasasen a diario a iniciar o cerrar la jornada allí para poder señalar sus horas? ¿Podríamos aplicar medidas diferentes en estos casos?

Además, hemos de tener en cuenta que los sistemas de control horario conllevan un coste añadido a las empresas. Existen aplicaciones que cuestan menos de 50 euros, pero estos costes aumentan por la aplicación del resto de puntos de la web, como el control, el archivo o toda la burocracia que hay que llevar a cabo. Eso, sin contar las cuantiosas multas que supone el no hacer las cosas bien, que van desde los 626 euros a 6.250 €, dependiendo de la facturación de la empresa o del número de trabajadores en la misma.

Por qué apostar por los fichajes por móvil

Las aplicaciones móviles que fueron surgiendo son la solución perfecta para olvidarnos de la mayoría de los problemas que antes se presentaban. Los fichajes por móvil permiten que los trabajadores que estén lejos de las instalaciones de la empresa, que tengan condiciones especiales de teletrabajo o flexibilidad en la jornada puedan llevar sus registros horarios a la perfección. Además, así las empresas podemos saber en qué momentos están trabajando, por lo que nos es más fácil conocer y gestionar absentismos.

También este tipo de software permite cumplir con otros puntos de la normativa:

– El archivo de los informes es más sencillo, permitiendo que el interesado o sus representantes lo consulten en el momento que lo deseen.

– Se cumple con la Ley de Protección de Datos y el Reglamento Europeo de Protección de Datos.

Así pues, las apps de control horario como WinPlusMobile se convierten en herramientas clave para la empresa de hoy en día. Una forma de cumplir con la ley sin tener costes añadidos ni cambiar la forma de trabajar en la compañía. No hace falta más que contactar con el equipo comercial de Informática del Este, quienes nos ayudarán a encontrar la mejor solución para cada negocio, ajustándose tanto a las necesidades de la dirección como a las circunstancias de cada uno de los empleados.

Por | 2020-01-07T15:58:23+00:00 enero 7th, 2020|Categorías: Recursos Humanos|Etiquetas: , |